viernes, 23 de octubre de 2009

UNA MAÑANA



…una mañana…mañana tan cerrada que noche era…terminaba el día para los sentimientos que aun no se entendían…se decían y desdecían…se encendían y apagaban…iban, venían, reían, lloraban, suspiraban, palpitaban…y yo allí…sin saber…mañana o noche…si embestir el nuevo día o descasar en un sueño ganado…
…me quedó esperar…decisión que no demoró en llegar…esperar..
…esperando pacientemente…sin intervenir…escuché como…
…el amor vociferaba ser simpatía, estima, admiración…el odio en vos más alta decía, solo eres gozo…el bien se arrogaba la esperanza y la desesperación…la audacia y el temor son de mi pertenencia, increpaba el mal…
…desconcertado y dueño de mi confusa situación al grito de…silencio…pude decir…y decir si miedo a reproche alguno…
…amor y odio….uno de los dos es su propia imagen en la cara de la pared del espejo…
…bien y mal…son solo un resultado…
…déjenme en paz…debo despertar o dormir…
…Ustedes son mi problema…
Y PUNTO

FERNANDO DI FILIPPO