miércoles, 7 de marzo de 2012

AMIGO


Esté donde esté , mire donde mire, e intuya cuanto color hay en el firmamento, procure imaginar todos los sonidos que la naturaleza regala, escuche los silencios que de las noches hacen días, sienta una tibia mano cercana sin llegar a alcanzarla, desplome los aturdidos pensamientos sobre un manto de piadosa ternura, vea que a su alrededor no hay más que sombras que nada dibujan y todo lo insinúan, es entonces, amigo, que usted sabe a ciencia cierta, que está enamorado.

FERNANDO DI FILIPPO