viernes, 6 de noviembre de 2009

LA SUTIL LINEA


SEÑORA

Sigo pagando con dolor mi infortunado desatino. El descuido. Pero es un dolor diferente, algo distinto, hasta diría cálidamente abrazador.
Verdaderamente raro, diferente, distinto.

No leer sus cartas…Ya no importa.
No ver su delicada estampa…Ya no importa.
No imaginar su perfume a dama de noche en primavera siendo noche atardecer…Ya no importa.
No tomar su mano y darme corte de paseo con usted, mi rosa roja…Ya no importa.
No sellar sus labios noche tras noche envueltos en espuma de amores enloqueciendo y decir, que duerma muy bien y sueñe aun mejor… Ya no importa.
No saber de sus urgencias y correr en su ayuda…. Ya no importa.
No entender mi vida sin los colores, brillos, noches de luces, días terminables cundo no deberían serlo, encantos de extrañar una ausencia a sabiendas que ya, allí a pocas horas, minutos tal vez, nuestras manos se junten de una vez… Ya no importa.

Verdaderamente raro, diferente, distinto.

Sabe usted Señora…

Ya no importa que sea yo un terrible mentiroso y todo lo escrito en esta carta, justo aquí arriba, sea digno del más desdibujada falacia escrita de manos del gran mitómano que por tan grande aun no ha nacido.

Ya no importa que me diga el corazón, ya no importa que me diga la razón, ya no importa que grite mi silencio. Ya no importa si usted me ama.

Solo importa mantener el equilibrio sobre esa sutil línea que ha unido nuestras vidas. No hay tropiezo que me haga olvidar cuanto la quiero, no hay traspié que me haga perder ese delicado andar.

Siempre suyo, a su lado, día a día, la eternidad espera por nosotros, caminemos hacia ella, el amor nos acompaña…la línea bajo nuestros pies…el universo brilla para nosotros, terribles egoístas que esconden un amor por nadie jamás imaginado.

…el amor, esa sutil línea…

Perdón…el llanto a regresado y temo mojar este papel carta….así de fácil…
Perdón...por amarla.

FERNANDO DI FILIPPO

jueves, 5 de noviembre de 2009

LA LEY


…y así, sin pedir permiso llegó la muerte…
…sórdida..ajena…impertinente…blanco sin luz el ropaje..vos sin aliento…soberbia humildad…paso lento…paso inseguro…miedo al error…miedo al olvido…paciencia impaciente…mirada errante…mirada perdida…mirada sin ver…años no vividos…años esperando…años vacios…tiempo ya pasado…tiempo no pasado…tiempo de hacer…tiempo de terminar…alaridos del silencio…golpes certeros de desaciertos…rumbo sin etrella…oscuridad…
… y así, sin pedir permiso llegó la muerte…
…golpe…paso a golpe…paso…el puño cerrado…el arma sin brillo…oxido del destino…víctima del olvido…olvido de un trabajo no deseado pero encargado por la luz…esa…la luz divina…luz que nos trae…luz sin coraje a llevarnos…
….piedad…no es culpable…la enviaron a hacer lo irremediable…debe hacerlo…es la ley…la ley del SEÑOR
…padres ya sin hijos…hijos ya sin padres…ancianos en soledad…soledades en compañía…niños resignados…niños sin nacer…nacidos…niños sin llegar a ser…niños con el tiempo olvidados…resignación del SEÑOR…su deber…tarea que se a de cumplir…pero no él…
…y así, sin pedir permiso llegó la muerte…
…gran carruaje de pompas…en compañía…en soledad…jóvenes que lloran padres… padres que lloran padres…jóvenes que lloran jóvenes…muertos olvidados…muertos por morir…olvidados de todo olvido…recuerdos borrados por ley…la ley del SEÑOR…la ley de la luz…
…piedad…no es culpable…la enviaron a hacer lo irremediable…
…guerras…trabajo agresivamente delicado…todo lo termina…todo lo prepara…todo lo ordena…el trabajo es más sencillo…pero debe hacerse…la ley…
…y así, sin pedir permiso llegó la muerte…piedad…no es culpable…la enviaron a hacer lo irremediable…debe hacerlo…es la ley…la ley del SEÑOR

…silencio…
…distorsionada locura…
…atormentador dilema…
…círculo de vicios prestados…
…caminos cruzados en paralelo recorrido…
…todo es muy confuso…

SEÑOR ¡!!…MUERTE ¡!!

…poca tarea para tanta gente…
….piedad…no es culpable…la enviaron a hacer lo irremediable…debe hacerlo…es la ley…la ley del SEÑOR

…ASÍ SEA…

FERNANDO DI FILIPPO

SOÑÉ QUE SOÑABA


...soñando dormido una cerrada noche...soñando dormido soñé que soñaba…y entre graves confusiones del alma…lloraba…sufría de alegría…soñando lo añorado…soñando lo soñado…

…son los sueños el desvelo…sinfónico movimiento de deseos reprimidos…de deseos oprimidos…de deseos no existidos…ya sin ser…

…soñé que soñaba…soñé la felicidad…el encanto de los enamorados…el odio al amor no venido…la simpática locura de creerse querido…la terrible pesadilla del idiota…la inmunda coherencia de la cordura…la suerte del pobre…la desdicha del poderoso…la sabiduría del anciano…la demencia del notable…los signos del zodiaco en desorden…la lujuria de Babel…la impiadosa calma de la Muralla…Rodas bajo el mar…Pirámides sin geometrías dominantes…porfías del destino…plegarias por nadie escuchadas…demencia del mandante…clemencia del mandado…Sócrates y su delito…Eutifrón impío…la santidad…crédulos e incrédulos…

…soñé que soñaba…soñé para despertar….soñé para seguir creyendo…

…desperté con el sueño tan soñado…la vida se me adelantó, subí a ella y volamos…con la seguridad de llegar a aquel lugar…tan añorado…tan buscado…tan deseado…

…junto al portal...
...generosamente humilde...
...palabras gravadas en cálida madera......

...BIENVENIDO A SUSPIROS…

...ese bello lugar...

FERNANDO DI FILIPPO

ENTRE YO Y YO




Mi señora soñada.

No sabe usted lo confundido que estoy. Convencido de la falta de cortesía que oxidaba lentamente mi humanidad tan deslucida ya, por no responder su mirada aturdida de preocupaciones, es que le debo a usted un breve explicación, no a modo de disculpas o clemente reclamo, solo eso, una explicación.

Esa mañana, me levanté tan sobresaltado de mi cama, movido por un grito que mi inconsciente o consiente dejó retumbar en el ambiente…: “ señor, usted no es usted y a esa tal señora que lo preocupa no la busque, ha muerto. “

Deambulé de allí en más por la casa en busca de una explicación razonable, lógica, razonablemente lógica. No la hallaba, no existía. No llegaba…todo calló entonces…

…el silencio interior se hizo más grave que el silencio mismo…las luces cerraron sus permisos de ver…la imágenes se desvanecían informes tratando de dejar un ilo de recuerdo…no pudieron…

…Deambulé, sin entender, lloré sin más que el desconcierto como consuelo…ha muerto…quien es la pregunta…esa señora, la respuesta…Quien es…la intriga…

....pasos poco gentiles se dejaron oir por los escalones…una a uno se acercaban a mí…pasos firmes y convencidos de su destino…resonaban en este tan enrarecido clima…paso a paso..a cada uno de ellos más cercano…

Un violento golpe en el medio de mi pecho pude sentir sin ver…los pasos detenidos..frente a frente quedamos ellos y yo…mis pasos y yo...

…Es que no piensas dejar de despertar antes que tu cuerpo ¿?...es que no lo harás nunca ¿?...
...ni me ves ¿?...ciego de delirios desatados...déjame entrar en mí cuerpo...tú cuerpo allí sentado sin estar...soy parte de tu existir...soy tus sueños...has lugar...ya...

…Infeliz… serás toda tu vida un infeliz, si tanto amor te devana en desvelos…Solo sueña, no olvides, sueña pero amanece conmigo...Juntos...

...y... dí…a los gritos…ya somos lo que debemos ser...uno...y...La señora espera.

…grita ya… nota que has despertado y escaleras abajo murió tu desdichada pesadilla…grita ya lo que venga primero desde tu corazón tan maltratado….ya…ahora...

..ahora te lo ordeno...

...y...sin saber y ya no importa..en un solo grito se dejó oir...

...TE AMO.
!!!

…eso es... ...así de fácil….
...tú tienes la vos que a mí, tú alma le falta...
...no lo olvidez...

FERNANDO DI FILIPPO

martes, 3 de noviembre de 2009

AQUEL AMABLE JUNIO DEL 99


…entre el placer y el dolor…allí me instalé aquel día…sin saber porqué…sin saber hasta cuando…
…placer y dolor comenzaron su tarea…convencerme a cual mejor compañía para mí.

…Atentamente escuchaba a quienes juntos y al mismo tiempo vociferaban sus razones …la confusión dijo presente…ya no estaba solo…

…entre el placer y el dolor…allí nos encontrábamos ahora, confusión y yo…Con la mayor y más absoluta de las calmas conocidas por cada uno de nosotros seguimos escuchando razones a cada momento más dispares…tan dispares que el asombro se hizo presente…

…tres éramos ahora…confusión, asombro y yo los pacientes escuchas.

…entre el placer y el dolor…ahora un trío desconcertado en enredo de razones sin razón, poco convincentes, poco claras…diluyéndose en tiempo atrasado o vida adelantada…

…tres es multitud, se alcanzó a escuchar entre los alaridos del placer y el dolor…Sí, felicidad se presentó a poner en orden la insostenible situación…

...entre el placer y el dolor, allí atónitos, boquiabiertos, ojos grandes y fijos en la luz más brillante que jamás confusión, asombro y yo hubiésemos imaginado de existencia posible…

…con la más delicada autoridad felicidad puso fin al desprolijo suceso…Con un suspiro extrañamente silencioso expulsó a dolor…con un delicado y generoso brillo apartó a placer…en voz muy baja y profundamente calma llamó a su notario para librar actas…llegó el escribiente…

…escribiente presentado…su nombre amor…

…conste en actas…
...amor escribe lentamente la palabra por felicidad dictada…
…entre yo y Yo nadie…
…solo ella...
.
...doy fe...