sábado, 9 de junio de 2012

MEDIORIENTE



La historia derrumba su presencia
y no se rinde derrotada,
allí en espera paciente..

Interminable discusión
de los no entiendo,
el tiempo espera,
el mundo llora,

Rodas ya no indica  la salida.
A tientas se anda,
sin la luz de Alejandría.

¿Dónde termina tanta locura?

Donde el hombre vea e
imponga la cordura.

FERNANDO DI FILIPPO

martes, 5 de junio de 2012

EXALUMNO


 Profesora, declaro; yo no estudiaba, la miraba, la escuchaba; pero no estudiaba, y me alcanzó para sobresalir, para ser un distinguido.

Usted llegó donde ningún profesor logró llegar, haciendo de sus clases una ilusión diaria, y conseguía hacerme recordar en cada entrada mía al aula y esa amable espera de su llegada, al Sr. escritor que alguna vez dijo: “ No se puede quitar de la cabeza lo que no se logra sacar del corazón “
Yo, no intuía sus pretensiones, las sentía. Es usted una de esas personas que dan el alma para dar vida a las almas de sus alumnos, que emociona con su esfuerzo y ese infinito empeño en hacer entender a quienes no conciben, que aprender es incorporar, y crecer.
Y hoy, no entiendo porque no entienden los que deberían entender, que pensar es el mecanismo  anterior a conocer y conocer el anterior al saber y el saber la llave del portal a la sabiduría..
No olvidemos que la vida se va de un día para el otro, y, así como así, se envejece y se muere. A quienes abandonaron en el tintero la conciencia y borraron de la memoria que el conocimiento no viene por uno, se lo debe ir a buscar, los espera una profunda oquedad que jamás podrá ser reemplazada por el contenido de sus bolsillos,

Gracias señora, título mal usado y pocas veces merecido que usted lleva con el mayor de los honores.

FERNANDO DI FILIPPO
.