viernes, 23 de octubre de 2009

DEPENDE QUE.



…tengo ojos verdes, celestes cielo, azul intenso..depende que, …cambian su manera de mostrarse.
Aquel día, día que de seguro nunca podré olvidar, esos ojos, clavaron sus pupilas en una fría caja de madera que llevaba dentro el cuerpo de un hombre muerto..

…sí, allí dentro papá y aquí fuera solo, solo en una negra soledad, yo, ese niño de ojos verdes, celestes cielo, azul intenso..depende que, recordaba sin poder recordar, trataba sin poder tratar, oía sin escuchar.

Alguien tomó mi mano, no sé quien, no importa quién, y de esa mano tomado, tan ausente con el resto de mi cuerpo, alto, bajo, depende que…comenzó una peregrinación entre llantos y silencios fríos templados, camino del caminante sin saber, luces ausentes, olor a muerte…

…largo, rectilíneo sendero el recorrido, tomado de aquella mano, yo, ese niño tan niño aun, tanto vivido y tanto por vivir… mis ojos verdes, celestes cielo, azul intenso..depende que… seguían allí clavados como férreos puñales a esa caja de madera que guardaba celosamente a mi papá.

La cantidad de llorones detuvo su marcha, mi mano compañera detuvo la mía y la mía detuvo mi paso… aquí llegamos…solo fue una voz…hasta aquí…

… mis ojos verdes, celestes cielo, azul intenso..depende que, seguían inmóviles, clavados, solo una delicada gota de agua salada calló arrastrándose por mi gentil rostro perdido en la impenetrable tristeza que se había apoderado de mis entrañas, y que solo yo conocía.

Un nuevo sonido, diferente, mudo, sordo, inquietante, se llagó al lugar. Lo llaman silencio. Poco duró su visita. Otra vos, ya autoritaria, ya complaciente, ya omnipotente, ya increíble…dio inicio al más absurdo de los discursos que en mi corta vida de niño había escuchado,…pero escuché…

…tantos minutos pasaron hasta el final de las palabras, que la noción del tiempo se desvaneció.. pudieron haber sido horas…no lo sé… mis ojos verdes, celestes cielo, azul intenso..depende que, seguían inmóviles, clavados…

Niño, intentó la vos autoritaria…Mi respuesta fue inmediata, giré y alzando los brazos pude abrazar a quien niño había dicho. Llevaba faldas, mucho ropaje,…pero su vos era grave…mi desconcierto creció…La vos grave, la del sermón…discurso…palabras inconexas, llevaba ese ropaje…No podía o no sabía callar ante mi dolor que sin permiso ahora sí, el dolor bañó mi rostro con agua de mar, y sin piedad la voz de las faldas dijo ser la palabra del señor…

…… mis ojos verdes, celestes cielo, azul intenso..depende… se plantaron frente a esa cantidad de ropajes y polleras con vos grave, y sin temor alguno le increpé…palabra de quién señor ¿?

De Dios, hijo mío.

…mis ojos verdes, celestes cielo, azul intenso..depende…saltaron al vacío, y entre llorones, voz grave de faldas, la caja y el hombre muerto, grité…Quién es usted ¿?, la palabra de Dios, y él le dijo que nos hiciera escuchar tanta estupidez. ¿?...estando por allí esa caja con un hombre muerto dentro…o no sabe que ese cuerpo inerte de la caja es mi papá…o no sabe que todo lo que puedo sentir, imaginar, decir, oler, saber, entender la distancia entre vivir y morir, cuando toco una flor sé que no es un espino, cuando acaricio un rostro sé que no es la vieja rama del árbol seco…dígame usted señor de ostentosas palabras ajenas…dónde estaba Dios cuando mi papá enfermó y solo en la nada de la montaña sin ayuda esperó el día de hoy, y… dónde estaba cuando yo nací, y usted lo ve,…con ojos verdes, celestes cielo, azul intenso…pero ciego..Es que ni usted señor todo proverbia vacía o su Dios ven que están sepultando mis ojos verdes, celestes cielo, azul intenso..depende que ¿?

…silencio…
…nací ciego… mis ojos verdes, celestes cielo, azul intenso nunca vieron…
…hoy sepultan mis ojos verdes, celestes cielo, azul intenso..depende que..
…a usted señor de faldas y vos grave…a su Dios…Quien habla por quien ¿?
…que mi dolor y mi sangre derramada en llanto los acompañe…siempre...
...basta...
…así sea..


FERNANDO DI FILIPPO