lunes, 24 de junio de 2013

HOY SUFRO SOLAMENTE




Yo creía hasta ahora que todas las cosas del universo eran, inevitablemente, padres o hijos. Pero he aquí que mi dolor de hoy no es padre ni es hijo. Le falta espalda para anochecer, tanto como le sobra pecho para amanecer y si lo pusiesen en la habitación oscura, no daría luz y si lo pusiesen en una habitación luminosa, no echaría sombra. Hoy sufro suceda lo que suceda. Hoy sufro solamente.
GRACIAS


CÉSAR VALLEJO