viernes, 18 de mayo de 2012

ROMANCE



Voluntad simpatiza con el atributo del deseo que una vez fue pasión. Deseo que de arrebato a frenesí, confunde sentimiento con frivolidad, momento de quimérico estallido , que en un descuido convierte la fogosidad, en confuso silencio aturdido por la vulgaridad. Marcha desubicada en el juego de los emociones, soneto de rima inconveniente sin la cadencia que arrastra al deseo de un final que tuvo un principio. Será mañana, será otro día, será o no será. Será como deba ser cuando tomados de las manos, deambulen entre ambos corazones las sombras del coqueteo. Quieran Dios y el amor que así sea.

FERNANDO DI FILIPPO

miércoles, 16 de mayo de 2012

A FIN DE CUENTAS



A usted, que de un amor hizo el motor de la existencia, y hoy siente que la perfidia a tocado a su puerta para robarle la ilusión.  A usted, que en compañía hacía y  deshacía sintiendo que el sabor ajeno por derecho le pertenecía.. A usted, que ese día que nunca tuvo su noche, lloró la soledad que sin permiso entró por su ventana. A usted, que con delicado desenfado sintió propias las libertades ajenas y ajenas las obligaciones propias. A usted, que no supo comprender el dolor de las torpezas y comedido enmudeció cargándolas en complicidad silenciosa. A usted, que no hizo nada y calló aturdiendo el intento de poner fin a la triste jornada.
A usted, no me queda más por desearle que no derribe ni desbarate ese brillante futuro para estrellarse de una vez y sin más vueltas, con la llegada a la salida..
……………………….....…..........……...…….………….Solo a usted y está en sus manos.

FERNANDO DI FILIPPO
.

lunes, 14 de mayo de 2012

BAJO EL AGUA


La arrogancia del soberano, la inclemencia del tirano, el estoicismo del emperador, la misericordia de los justos.
Arrogancia…inclemencia…estoicismo…misericordia…atributos de la inadvertencia, olvidos de geométricos caprichos, movedizo universo de cualidades, universo interminable de formas indefinidas, universo donde lo extinto es perceptible y lo inédito supuesto.
Soberano…tirano…emperador…justo…, imprecisas siluetas delineadas en el conciente, retorcidas  historias recientes sin espacio en el tablero de la vida, destinos que fueron su propio azar, juguetes de la estrella que menos ilumina la noche dormida.
Incontables y precisos diseños aritméticos deben resolverse previa la partida que aun no ha terminado, ni ha de terminar, sin saber si ha comenzado.
Da igual, así vivimos, amamos, odiamos, sentimos, lloramos, reímos, jugamos, crecemos y morimos, así, sumergidos en el mar de la duda.
Y es entonces que, el tiempo calcula su espacio, se aceleran los pasos, se desordenan sentimientos, se desconcierta el orden, atormentado por la incerteza de no saber.
Que más da, ayer ya fue, hoy es hoy y,  ...y mañana será si es que deba ser.
Arrogancia…inclemencia…estoicismo…misericordia… sin el hombre no hubieran sido, con el hombre no lo fueron.
Sin más vueltas que la circunferencia conteniendo su círculo…es nuestra vida, y así  estaremos hasta no estar, recordando el inicio, desconociendo el final.
Y es entonces precisamente que bajo el agua y su silencio, ese espacio del que nunca logramos emerger, sea, el lugar donde nacen, viven y mueren, la arrogancia del soberano, la inclemencia del tirano, el estoicismo del emperador, la misericordia de los justos.

FERNANDO DI FILIPPO