martes, 3 de noviembre de 2009

AQUEL AMABLE JUNIO DEL 99


…entre el placer y el dolor…allí me instalé aquel día…sin saber porqué…sin saber hasta cuando…
…placer y dolor comenzaron su tarea…convencerme a cual mejor compañía para mí.

…Atentamente escuchaba a quienes juntos y al mismo tiempo vociferaban sus razones …la confusión dijo presente…ya no estaba solo…

…entre el placer y el dolor…allí nos encontrábamos ahora, confusión y yo…Con la mayor y más absoluta de las calmas conocidas por cada uno de nosotros seguimos escuchando razones a cada momento más dispares…tan dispares que el asombro se hizo presente…

…tres éramos ahora…confusión, asombro y yo los pacientes escuchas.

…entre el placer y el dolor…ahora un trío desconcertado en enredo de razones sin razón, poco convincentes, poco claras…diluyéndose en tiempo atrasado o vida adelantada…

…tres es multitud, se alcanzó a escuchar entre los alaridos del placer y el dolor…Sí, felicidad se presentó a poner en orden la insostenible situación…

...entre el placer y el dolor, allí atónitos, boquiabiertos, ojos grandes y fijos en la luz más brillante que jamás confusión, asombro y yo hubiésemos imaginado de existencia posible…

…con la más delicada autoridad felicidad puso fin al desprolijo suceso…Con un suspiro extrañamente silencioso expulsó a dolor…con un delicado y generoso brillo apartó a placer…en voz muy baja y profundamente calma llamó a su notario para librar actas…llegó el escribiente…

…escribiente presentado…su nombre amor…

…conste en actas…
...amor escribe lentamente la palabra por felicidad dictada…
…entre yo y Yo nadie…
…solo ella...
.
...doy fe...