domingo, 14 de agosto de 2011

ESPERANZA



…cuando los tiempos silencian los relojes… es entonces que sin más, muda su color el plano azul pálido que nos aplasta día a día, a gris profundo, y ellos, los puntos, incontables, puntos diferentes, que están siempre allí, se dejan ver. La luz se apaga y sin ninguna discreción tapizan el cielo. Nuevamente el universo se hace visible.

…cuantas veces en la vida dibujamos ilusiones mirando el infinito espectáculo, pocas.
…cuantas veces en la vida recordamos que alguna vez era el vacío, pocas
…cuantas veces en la vida mirando los puntos deseamos escribirle esa carta a la persona amada, pocas.
…cuantas veces en la vida el sentirnos tan pequeños nos sacudió el alma, pocas.
…cuantas veces en la vida miramos ese cometa errante que cambió los tres deseos en uno,  pocas.
…cuantas veces en la vida los ojos veían sin ver, el sueño que en la sombra sonreía, sabiéndose buscado, pocas.
…cuantas veces en la vida recordamos mirando ese infinito amontonamiento de puntos, que nuestro pasado está allí y no podremos repetirlo, pocas.

…sí, esas pocas fueran muchas, sabríamos que allí…

…allí es donde estamos, vivimos, crecemos, reímos, lloramos, sufrimos, luchamos, fabricamos futuros inventados, pasados derrumbados, pasiones por venir.
Decirnos pequeños es ya soberbio, No somos soberanos en ese amontonamiento de puntos que siempre está y estará,…sí, y es allí ella…allí está la esperanza de seguir…

…y si…allí está ella…
…honrarla le da sentido a la existencia…
…y sí…allí esta ella…

…La Esperanza, esa calma ilusión con nombre de mujer…

FERNANDO DI FILIPPO