miércoles, 18 de mayo de 2011

EL RESULTADO



Es difícil decirlo, tan difícil como callarlo.
Si hoy el silencio lo dice todo,
Si grita la palabra, dirá lo mismo.
Decir el silencio, callar la palabra.
El resultado es injusto, soberano y único.
El tiempo jugó la amargura, amargura que hoy es la mía,
...que hoy es la de ella.
No queda más por callar, ni más por no decir.
El destino juega ahora su última oportunidad.
Separar lo que alguna vez unió.
Sin rencores, sin temores, sin ofensas ni ofendidos.
Darse cuenta que un final a llegado,
es al menos la presencia de la vida y la ausencia de la muerte.
Tonto consuelo.
Desgarrante, despedida.

FERNANDO DI FILIPPO